ENERGIAS RENOVABLES
La Provincia de Buenos Aires no escapa a la situación de contexto internacional y nacional, donde existen crecientes necesidades de energía en condiciones cuali-cuantitativas adecuadas, con una matriz energética fuertemente dependiente de hidrocarburos y, como en toda la región, con dificultades para efectuar las inversiones necesarias en tiempo y forma.


La energía es un insumo fundamental en todo proceso productivo y un consumo necesario para asegurar la movilidad y las condiciones adecuadas de habitabilidad en las viviendas y edificios de uso público. Existe una relación clara entre consumo de energía y desarrollo económico y, asimismo, entre consumo de energía y calidad de vida. Por tanto es condición necesaria para garantizar el desarrollo sostenible, garantizar el suministro energético estable y de calidad.


La diversificación de fuentes de energía y el uso eficiente de la misma, contribuyen decisivamente a la garantía de suministro en el mediano largo plazo, en tanto que nos podemos valer de fuentes energéticas autóctonas e inagotables, como las energías renovables, y de herramientas de ahorro de recursos energéticos escasos, caros, no renovables y contaminantes como los hidrocarburos.


Evidentemente el sector energético de la provincia es estratégico para su desarrollo. Y depende casi absolutamente de los combustibles fósiles y de la energía eléctrica que importa.


En este marco es importante la diversificación de fuentes de energía y una apuesta fuerte al desarrollo de las energías renovables, en las que sin duda, la Provincia de Buenos Aires tiene un gran potencial.


Nuestra provincia ha venido trabajando en el sentido de propiciar el desarrollo de las energías renovables en general.


En el año 1992, a través del Decreto 1716, se encomienda a la Dirección Provincial de Energía (Ex - Epre) promover la utilización de fuentes renovables, declarándolas de interés provincial así como a las nuevas tecnologías aplicadas a fuentes tradicionales y el uso racional de la energía preservando el medio ambiente.


Coherente con lo anterior, en el año 1993, la Ley N° 11723, Marco del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, en su capítulo especial “De la Energía” encomienda al Ministerio de Infraestructura-DPE (Ex – Epre) la investigación, desarrollo y utilización de nuevas tecnologías aplicadas a fuentes de energía tradicionales y alternativas y el uso de la energía disponible preservando el medio ambiente.


A los 16 días del mes de Diciembre de 2000, la Honorable Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, sanciona la Ley N° 12.603 (Decreto Reglamentario 2158/02) que en su artículo 1 “Declara de Interés Provincial la generación y producción de energía eléctrica a través del uso de fuentes de energía renovable llamada también alternativa, no contaminante, factible de aprovechamiento en la Provincia de Buenos Aires”.


A partir de esta norma la Provincia de Buenos Aires establece que los generadores de energía eléctrica con energías renovables sean eximidos del pago de impuestos inmobiliarios en los inmuebles destinados a la instalación de los equipos; asimismo serán beneficiados con una compensación tarifaria por cada kW/h que comercialicen a través de la red pública.


La Autoridad de Aplicación de la Ley es la Dirección Provincial de Energía (DPE), dependiente del Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires, a cuyo fin se delega el dictado de todos los actos administrativos que deban ser emitidos conforme a la Ley y la reglamentación.


CONSULTAS

DIRECCIÓN DE DIVERSIFICACIÓN Y USO DE ENERGIA Y MEDIO AMBIENTE - DUEMA

Correo Electrónico: duema@dpe.gba.gob.ar - Tel: (0221) 427-1855 Int.329